Espina (poema)

Autor Vladimir Villarreal


Espina de rosa erguida
con soez egolatría
que a mi dedo sin suerte
sin buen tino le atina.

Espina de falsa percha
aunque la flor sea marchita
te confundes con una gota
y te clavas cual astilla.

He de dejarte a la suerte
he de mandarte al olvido.
ve y busca una mano nueva
a la cual mostrarle tu filo.

Como clavo traicionero
que entre pétalos se oculta
es más sincera la gota
de la sangre en mi dedo.

Espina sigue erguida
confundiéndote en los tallos
protegiendo a esa rosa herida
de las trampas de la vida.

De los de manos blandas
pero de mañas finas
que no saben coger una rosa
para ellos son las espinas.

Por lo pronto yo no puedo
más confiar en la belleza
traicionera de una rosa
habiendo tanta flor distinta.

Gracias por leer este escrito
Si te ha gustado este poema y deseas contribuir con un donativo para la publicación de mi próximo libro puedes invitarme un café.

Comentarios

Entradas populares